La necesidad latente y la solidaridad constante

Es la segunda semana del mes de noviembre de 2020 y mientras en nuestro país se van reanudando las diversas actividades de cirugía que los hospitales han suspendido por la pandemia; Puente de Solidaridad ha impulsado la realización de la Campaña de Cirugía General Laparoscópica, la cual se ha desarrollado de forma simultánea en la localidad de Quillacollo, del Departamento de Cochabamba y en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Ambas Campañas se han realizado gracias a la predisposición de la Clínica Bustamante y de la Clínica Viara, entidades privadas con un destacado espíritu solidario a favor de las necesidades de los pacientes.

Como organización estamos agradecidos y motivados con la respuesta de la población ante esta actividad de salud que, por medio del servicio y el desprendimiento de los profesionales en el área e importantes instituciones médicas que han hecho posible que varias personas accedan a cirugías postergadas durante mucho tiempo por temas económicos; pero también por las restricciones a las que obliga la pandemia.

De forma atípica; pero con la sensibilidad que nos mueve como organización, hemos recibido a muchos pacientes, conocimos sus historias, sus dificultades y su fortaleza; como siempre es y será un privilegio que nuestra labor pueda ser un apoyo para recobrar fuerzas, salud y energías de cada uno de ellos.

La semana de Campaña finaliza, más nuestra posibilidad de ayuda continúa, pues nuestro Programa de Cirugía General se mantendrá activo de manera permanente en ambas ciudades: Cochabamba y Santa Cruz, para responder a la necesidad de pacientes que requieran acceder a este tipo de atención quirúrgica.

Gracias Señor porque no podemos contener más la solidaridad que brota del corazón de todos y cada uno de quienes hacen parte de estas experiencias de sanación, gracias también por la salud de los pacientes que son parte de estas Campañas.