Historias de Corazón…

PEDRITO – Cochabamba

Pedrito de 5 años de edad, su hermana mayor que no llega a los 10 y su hermanita menor que es aún una bebé, tres niños en situación de abandono que, gracias a la gente de su barrio, pudieron llegar a buenas manos…a una Obra que acoge a niños que han sido abandonados o se encuentran en orfandad; una Obra con el espíritu de hogar para todos ellos. Los responsables de ese Hogar tomaron la decisión de hacer todo lo posible para que él pueda ser intervenido quirúrgicamente, debido a un problema cardíaco que Pedrito padecía. Sin ningún recurso económico y en la búsqueda de posibilidades, se anoticiaron del Programa de Cirugías Cardíacas Pediátricas de la Fundación Puente de Solidaridad y tomaron contacto con nosotros, para solicitar ayuda, ya que para todos ellos era impensable lograr el monto que debían cubrir para la cirugía de corazón de Pedrito que fue operado a principios de este año. Gracias a Dios todo salió muy bien y poco a poco se va recuperando.

Hoy queremos afirmar que, gracias a todas las personas que apoyan con su granito de ayuda, es posible esta nueva historia de vida para tantos niños como Pedrito, aquí en Bolivia.

Invitamos a otras personas o instituciones que adhieran sus fuerzas o recursos para que Puente de Solidaridad siga ayudando a todos los casos que llegan a la Fundación que realiza su labor, sólo gracias a personas como ustedes que están atentas a estas realidades que son atendidas por la convicción de solidaridad inherente a ustedes mismas. Gracias por contactarnos para seguir fortaleciendo la vida…muchas vidas.

TANIA –  Potosí

Tania de 11 meses de edad, fue operada en Cochabamba, a finales de enero de este año. Llegó desde un pueblo en Potosí en el que no existían las posibilidades para hacerle una cirugía cardíaca. Sus padres muy jóvenes aun, entendiendo que la situación de salud de la pequeña no era buena, decidieron hacer el esfuerzo de llegar a Puente de Solidaridad y por medio nuestro acceder a la institución especializada en este tipo de cirugías.

Juan, papá de Tania, es ayudante en la mina y no tiene un ingreso mensual que asegure más de lo necesario para la manutención de su familia. La mamá, en su momento no entendía lo que pasaba con su hija, sólo percibía que le costaba alimentarse, que se agitaba al hacerlo; consiguientemente su peso no era el de una bebé de esa edad, parecía mucho más pequeña.

Con angustia e impotencia, producidas por la patología de su hija, los padres de Tania llegaron hasta la Fundación, en la ciudad de Cochabamba y gracias a la solidaridad de varias personas a través de Puente de Solidaridad y al mismo esfuerzo de esta joven familia, se pudo lograr la operación de la pequeña.
Muchas gracias a todos y cada uno por su apoyo, como Puente de Solidaridad seguiremos buscando en cada rincón de nuestros hogares e instituciones bolivianas «corazones generosos y solidarios». Si usted considera esta oportunidad de apoyar a otras familias que necesitan esta misma ayuda, le pedimos que se contacten con nosotros. ¡Muchas gracias de todo corazón!

MOISÉS –  Santa Cruz

Moisés, de 1 año y 4 meses de edad, nacido en un barrio periurbano de Santa Cruz, el único hijo y nieto de la familia compuesta por 5 miembros. Su mamá una mujer valiente, lucha contra el miedo y el desconcierto de haberse visto abandonada por el padre del pequeño al enterarse de que estaba esperando al niño que vendría luego al mundo con una patología cardíaca.

Moisés fue operado con el apoyo de Puente de Solidaridad y de otra institución solidaria, él hace que ambas organizaciones se unan para contribuir a los esfuerzos de la mamá que recurre a la Fundación, esperanzada en el amor y la solidaridad.

Invitamos a otras personas e instituciones a que adhieran sus fuerzas o recursos para que Puente de Solidaridad siga ayudando a los niños y niñas que llegan a la Fundación en busca de apoyo solidario. Apoyo que sólo es posible gracias a personas como ustedes que están atentas a estas realidades y quieren unirse a esta cadena de solidaridad.