Entre los puentes que nos unen en Solidaridad con Ivirgarzama

Del 28 de mayo al 1 de junio de la presente gestión, en el Hospital Central de Ivirgarzama, del Municipio de Puerto Villarroel, en el trópico cochabambino se llevó a cabo la Campaña Médica de Cirugía General Laparoscópica, con el objetivo de beneficiar a los pobladores de ese municipio y otras comunidades aledañas por medio de cirugías mínimamente invasivas de hernia y vesícula.

Esta es la quinta versión de la Campaña en este prestigioso Hospital. Gracias al alto compromiso de sus profesionales y autoridades hace posible que el Equipo Móvil de Cirugía Laparoscópica de Fundación Puente de Solidaridad atraviese, nuevamente desde la última vez el 2018, los puentes del camino que unen la ciudad de Cochabamba con Ivirgarzama para llevar adelante esta actividad solidaria.

A la cabeza del Médico Misionero, Dr. Jaime Vallejos, el equipo de la Fundación se ha reencontrado con el equipo médico del Hospital de Ivirgarzama, durante 5 días se han realizado cirugías a muchas personas ya que se ha tenido buena repercusión en la convocatoria especialmente gracias a nuestro principal enlace en este hospital, Dr. José Luis Condori, quien ha organizado todos los detalles para que todo se realice con orden, seguridad y calidad.

Durante estas jornadas de servicio a la población, a través de las cirugías, se ha promovido, también, el intercambio de experiencias y capacidades profesionales entre los miembros del equipo médico quirúrgico. Compartimos también que, como característica nuestra, valoramos y celebramos la posibilidad de acompañar personal y espiritualmente a las familias y los pacientes que son el eje principal de nuestra misión.

Estar nuevamente en Ivirgarzama e ir retomando nuestras actividades conjuntas, fortaleciendo nuestra alianza estratégica con la ejecución de esta Campaña, nos hace sentirnos motivados a continuar de cerca con las comunidades donde las necesidades están acentuadas y donde nuestra acción trata de ser un alivio en la salud y en la economía de la población. Por tanto, nos despedimos con el firme compromiso de retornar y servir, dentro de nuestras posibilidades, a esta querida población.