1, 2, 3 Misiones…con mucho espíritu.

Unidos bajo un mismo objetivo y una visión en común, tal como lo refleja nuestro lema en el que expresamos que “SOMOS UNO”, es que se han llevado a cabo, simultáneamente, las Misiones de: Cirugía General, en el Hospital Clínico Viedma de Cochabamba; Cirugía Oncológica, en el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano y de Neurocirugía, en el Hospital de Niños «Dr. Mario Ortiz Suárez» de la ciudad de Santa Cruz; todos ellos, importantes Hospitales de Bolivia que unieron esfuerzos junto a Solidarity Bridge / Puente de Solidaridad, para llevar a cabo estas actividades que permitieron que médicos misioneros americanos logren junto a sus pares locales la realización de cirugías de alta complejidad en beneficio de pacientes de escasos recursos que debido a su condición económica habían postergado su atención quirúrgica.

 

1º Misión Médica de Cirugía General

Lugar: Hospital Clínico “Francisco Viedma” – Cochabamba
Fechas: Del 12 al 16 de marzo
Apoyo a: 18 pacientes.

2º Misión Médica de Cirugía Oncológica

Lugar: Instituto Oncológico del Oriente Boliviano – Santa Cruz
Fechas: Del 12 al 16 de marzo
Apoyo a: 15 pacientes.

3º Misión Médica de Neurocirugía

Lugar: Hospital de Niños “Dr. Mario Ortiz Suárez” – Santa Cruz
Fechas: Del 12 al 14 de marzo
Apoyo a: 3 pacientes.

 

La oportunidad ha sido propicia, también, para que se pueda “crear un puente” entre médicos bolivianos y médicos misioneros de nuestra organización hermana de los Estados Unidos, pues gracias al desarrollo de esta acción solidaria han podido compartir experiencias y destrezas profesionales que han enriquecido el desarrollo de estas Misiones Médicas, que trascendieron en la formación de los profesionales que trabajan en la atención de las personas menos favorecidas y que tienen la salud quebrantada, viéndose muchas veces con la única posibilidad de buscar ayuda fuera del país.

Pero estas Misiones no sólo han aportado en el tema académico, sino también cada una de ellas se desarrolló con un alto compromiso de acompañar a cada paciente, a sus familiares y a todo aquel que se implica en esta valiosa tarea de servir al prójimo. Día tras día, tanto nuestro Equipo local como los visitantes, tuvimos gratos momentos de encuentro, fortaleciendo así nuestra Fe y nuestra Esperanza junto a los pacientes y su entorno más cercano; con escenas que quedan grabadas en nuestras memorias y en nuestro corazón, reafirmándonos en la opción por los más pobres de nuestro país.